acontecimientos importantes en la edad antigua de la contabilidad

Los primeros indicios de la actividad contable se sitúan cerca del año 8000 a. en Uruk, una localidad de la vieja Mesopotamia, el presente territorio de Irak. Uruk era un centro de la civilización sumeria. Estos primeros registros contables se formaban de fichas de barro, guardadas en receptáculos de barro, que eran usadas en el cálculo del patrimonio. Por servirnos de un ejemplo, una ficha de barro podría representar un buey. Si este toro fuera transferido para otro pasto o entregado a otro dueño, su ficha sería del mismo modo transferida para otro receptáculo de barro, registrando de esta manera el acontecimiento ocurrido y prestando asistencia al control del patrimonio por la parte del poseedor. Así, un único acontecimiento contable (por poner un ejemplo, un préstamo de un toro) envolvería 2 receptáculos de barro: uno, representando el depósito de toros del dueño, representaría una ficha; otro, representando el derecho del dueño del toro sobre la persona que se encontraba tomando el toro presentando, receptora de la ficha. Esto sería un doble registro de transacción o, en otras expresiones, un lanzamiento de partida doblada. Tras la creación de las fichas de barro para el control de contabilidad, se causó la creación de tablas con escritura cuneiforme, para la contabilización del pan, cerveza, materiales y trabajo ciervo, en Uruk y en Ur y asimismo en la vieja Sumeria. De este modo, la invención de la escritura del hombre queda íntimamente relacionada a la contabilidad.

En México

En América de aztecas y mayas la historia no es diferente y parte importante de lo que entendemos de estos pueblos hay que a códices que representaban, en parte por lo menos registros contables. Hace unos años el prominente contador Eduardo M. Creel examinó el Códice Mendocí para probar que no era otra cosa sino más bien un estado financiero que exhibe los tributos que debían abonar al Imperio Azteca sus 371 pueblos vasallos. La segunda una parte del códice es lo que se afirmaba una matrícula de tributos, un archivo contable que relaciona a los distintos pueblos vasallos y los propios tributos que tenían asignados por Moctezuma y sus predecesores.

Nuestro Bernal Díaz del Castillo apunta que ha podido ver los libros de la renta de Moctezuma, de donde le llevaban los tributos del oro y donde había minas, cacao y mantas . Respecto a este archivo hay una cuestión importante, puesto que en su temporada fue pedido por el rey de España no con objetivos culturales o históricos, sino más bien para comprobar las tasas impositivas que se cobraban a los indígenas y procurar una reglamentación novedosa y justa, proporcional a la temporada prehispánica.

Periodos Medievales y del Renacimiento

El avance de compañías industriales y organizaciones comerciales en Europa Occidental en la Edad Media condujo al avance del arte contable. La artesanía, el comercio y la banca se desarrollaron en especial en las ciudades de Italia, donde por vez primera en la historia la manufactura apareció como el feto de la producción capitalista y como resultado, Italia se transformó en la patria de varios métodos modernos de contabilidad económica.

¿Cuál es la narración de la contabilidad?

La contabilidad es una especialidad encargada de medir y investigar la situación financiera y familiar de un sujeto, una nación o una organización ciertos, así sea del campo público o privado, para ofrecer información pertinente en las tareas de gerencia y toma de resoluciones.

Es una especialidad técnica, a la que se ocupan hoy día los contadores o expertos contables, profesiones que hay únicamente desde el siglo XIX hasta nuestros días, si bien la contabilidad tiene una historia milenaria. Esto se origina por que la necesidad de contabilizar los recursos, o sea, de llevar registro para una mejor organización económica, es tan vieja como la raza humana.

Deja un comentario