analisis del patrimonio neto de una empresa contabilidad ii

Entonces, ¿el patrimonio neto puede ser negativo? La contestación es sí, pues esa coyuntura se generará en el momento en que las pérdidas amontonadas sean superiores al resto de partidas que forman nuestro patrimonio neto (capital popular y reservas, predominantemente).

Una explicación simple para llegar a esta situación es que el dinero aportado por los asociados (capital) y el beneficio guardado de otros ejercicios (las reservas), se fueron consumiendo gracias a las pérdidas que actividad económica de la compañía generó.

La composición y ordenación del cómputo

El sistema escogido por el legislador español para la ordenación del activo obedece a un método de liquidez. En la parte de abajo del activo del cómputo están los activos con mayor liquidez, esto es, esos que la compañía espera vender, consumir o efectuar en el lapso del período habitual de explotación, que, con carácter general, no sobrepasará un año. Esta una parte del activo, famosa activo corriente o circulante, integra, entre otros muchos recursos y derechos, la tesorería de la compañía, las existencias, las cuentas a cobrar de clientes del servicio u otros deudores, acciones en compañías que quieren enajenarse en un período inferior a un año, tal como activos no corrientes (o sea, en un largo plazo) mantenidos para la venta. Todos y cada uno de los activos que no encajen en la definición de activo corriente o circulante (comunmente, pues tienen una duración en la compañía mayor a un año) tienen la cuenta de activo no corriente, activo fijo o inmovilizado. Estos activos que, por consiguiente, van a tener menor liquidez, aparecerán en la parte de arriba del cómputo, y también incluirán, entre otros muchos recursos y derechos, las construcciones o creaciones, los terrenos y recursos naturales, la maquinaria y los elementos de transporte que pudiese tener compañía, tal como patentes, fabricantes y acciones que, por servirnos de un ejemplo, pudieses tener la compañía en otras compañías. Por consiguiente, en la práctica contable, el activo corriente integrará la mayoría de los recursos que se aguardan enajenar o consumir en un período igual o inferior por año, al tiempo que los activos no corrientes tienden a ser esos recursos y derechos que continúan (o se estima que se queden) en la compañía por un período mayor a un año.

Por su lado, el sistema escogido por la ordenación de la composición financiera del cómputo (o sea, el pasivo y el patrimonio neto) obedece a un método de exigibilidad. En la parte de arriba de la composición financiera del cómputo está el patrimonio neto, conformado por los fondos propios (o sea, capital, reservas, desenlaces positivos o negativos de la compañía, etcétera.), las subvenciones, donaciones y legados, y los cambios por cambio de valor. Por su lado, la parte de abajo de la composición financiera del cómputo está compuesta por el pasivo (que representa las obligaciones de la compañía con terceros, y, por consiguiente, la parte “exigible” de la composición financiera), que, al su vez, se distribuye en pasivo no corriente (o pasivo en un largo plazo) y, por último, el pasivo corriente (o pasivo en un corto plazo). El pasivo corriente entiende las obligaciones enlazadas al período habitual de explotación de la compañía tal como, a todos y cada uno de los efectos, cualquier obligación con vencimiento no mayor a un año. Por su lado, el pasivo no corriente entenderá el resto de obligaciones, que, con carácter general, van a ser cuentas representativas de deudas con vencimiento mayor a un año. Entre las cuentas dentro en el pasivo se hallarán las representativas de las deudas con los distribuidores, con trabajadores, con entidades financieras o con la Hacienda pública. Además, si, por servirnos de un ejemplo, se tratase del cómputo de una entidad financiera, entre estas deudas (o pasivos) se hallaría el dinero de los depositantes. En la práctica contable, por consiguiente, la mayoría del pasivo no corriente lo entenderán deudas con un vencimiento mayor a un año, al tiempo que el pasivo corriente va a estar conformado por deudas con vencimiento igual o inferior a un año.

Deja un comentario