codigo proveedores inmovilizado material a corto plazo en contabilidad

Como cada ejercicio, ahora puede preguntar la circular de Gerencia donde se dan las normas para el cierre de las ocupaciones de administración económico presupuestaria para el ejercicio de 2022…

Este año poseemos el deber de seguir al límite los trabajos de cierre presupuestario, incorporación de remanentes, cierre contable y redacción de la Cuenta general, con lo que requerimos que los plazos que se establecen en la circular se cumplan escrupulosamente.

Diferencia entre distribuidor y acreedor

A nivel contable se establecen una sucesión de diferencias entre distribuidor y acreedor según la actividad que lleva a cabo cada figura.

El distribuidor es aquella persona física o jurídica a la que adquirimos un producto o servicio relacionado de manera directa con la actividad que lleva a cabo la compañía. Esto es, el distribuidor provee la mercancía que se marcha a comercializar o que es que se requiere para el desarrollo productivo de la compañía.

Plazos de prescripción de deudas por abastecimientos

En la regla establecida de prescripción a los cinco años, hay varias especialidades, y desde la perspectiva de la compañía, cabe preguntarse qué sucede con ciertas deudas por abastecimientos, como, por servirnos de un ejemplo, el teléfono, en el momento en que nos cambiamos de compañía y quieren cobrarnos alguna penalización, o pensamos que el gasto por teléfono fué desmedido y dejamos de abonar su importe. Ya que bien, no existe concordancia entre la jurisprudencia. La jurisprudencia mayoritaria cree que las deudas contraídas con compañías de recursos tienen una prescripción de tres años. Sin embargo, hay un cierto ámbito de la jurisprudencia que comprende aplicable el período de cinco años, predeterminado en el producto 1966.3, según el que se regula la prescripción de los pagos a efectuar por años o en plazos mucho más breves . El período no es automático, por el hecho de que debería probarse desde qué instante se comienza a computar este período, que no es desde el momento en que la deuda esté derrotada, sino más bien sería en cualquier caso, desde que el acreedor deja de efectuar cualquier clase de acción dirigida al cobro de esa deuda. Esto es que, si nos llega un burofax demandando esa cantidad, nos aseguran que no están renunciando a esa cuantía. No obstante, si la reclamación es a través de carta, la carta no es un medio de prueba de esta acción, no siendo certificada, por el hecho de que esto solo acredita la recepción pero no existe seguridad del contenido.

¿Cuándo va a entrar en Vigor?

Su entrada en vigor va a ser el 1 de enero de 2023.

  • Contención.
  • Protección.
  • Manipulación.
  • Distribución.
  • Presentación de mercancías.

Deja un comentario