como contabilidad los regalos que se dan en las empresas

Entre los costos recurrentes de las compañías así sean nuevos y con deseos de ser reconocidos por sus clientes del servicio sería mandarles obsequios así sea para probar solvencia y atraerlos para aumentar sus ventas o decir de los obsequios que se les da a los usados así sea como algún género de compensación o los conocidos regalos navideños.

De ahí que le mostrará el aspecto general y de cuenta para comprender que es deducible:

Es común que las compañías —con objetivos de promoción y propaganda— entreguen a sus clientes del servicio regalos, o , repartan muestras de sus modelos para atracción de mercado.

En este sentido, el régimen contable, según las Reglas de Información Financiera, deja que en el momento en que una entidad efectúa desembolsos por costos de propaganda, estos deban reconocerse como costos del ejercicio en el momento en que ciertamente se incurra; ya que las ventajas económicos que surgen de los desembolsos que se efectúan por término de propaganda están dados por el avance de la marca y las relaciones con los clientes del servicio.

Estos provecho procuran producir capital más adelante; no obstante -puesto que no hay garantía de que este desembolso ciertamente se reintegre con apariencia de provecho a la entidad- debe contabilizarse como un gasto del ejercicio.

Salvedades y peculiaridades

Jamás se deberán integrar en contabilidad o inferir en fiscalidad costos que estén relacionados con asociados o familiares en esta partida o término de costos por relaciones públicas con clientes del servicio o distribuidores. Este límite no afectará a lo que se dijo previamente y seguirán siendo deducibles como hasta la actualidad:

  • Las cestas de Navidad entregadas a sus usados, según con los usos y prácticas.
  • La distribución gratis de muestras, o las entregas similares con los capital (por servirnos de un ejemplo, los obsequios ofrecidos para hallar una visita demostrativa de los modelos).

Plan Único de Cuentas (PUC) o Plan de cuentas propio

El CTCP concluye su término señalando:

“En Colombia el decreto 295UC de por consiguiente, es imposible charlar de un plan único de cuentas, en la actualidad cada entidad debe conducir un plan de cuentas que sea correcto a las operaciones y/o transferencias que efectúa en consecución de su objeto popular, por lo previo, bajo NIIF no se manejan proyectos únicos de cuenta; además, no se relacionan códigos de cuentas por el hecho de que la regla solo hace mención de nombres de los rubros en cumplimiento con la presentación de los balances económicos según la taxonomía XBRL, los códigos de cuentas las entidades las usan para el registro en el sistema contable. ”

Reglas Concretas

Sobre las reglas concretas, debemos comprobar el inciso 2) del numeral m) del producto 21 del Reglamento del impuesto a la renta:

pensado en el inciso q) del producto 37° de la Ley, se piensan costos de representación propios del giro del negocio:

Deja un comentario