como debe llevarse la contabilidad de comunidad de propietarios

La Salón de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha detallado en una reciente resolución de qué manera llevar la contabilidad de una red social de dueños y qué partidas tienen que figurar en el presupuesto de forma anual para lograr saber si el dueño disidente debe contribuir o no al sostenimiento de un servicio nuevo o instalación acordado en una junta de dueños.

Entender mucho más

El presupuesto

Realizar un presupuesto de forma anual puede parecer algo simple, pero se convirtió en una labor poco a poco más complicada, eminentemente por la subida de costes de la energía.

Lo frecuente es elaborar una estimación de costos en referencia al ejercicio previo. La suma de los costos previstos da rincón al presupuesto de forma anual y, por consiguiente, a las cuotas de cada dueño. No obstante, la presente crisis energética ha obligado a efectuar desviaciones en estos cálculos. Hay que añadir que no es sencillo calcular un precio de estos recursos, puesto que este va mudando mes a mes.

¿Las comunidades de dueños tienen que llevar una contabilidad amoldada al PGC?

Nos preguntamos el día de hoy si es obligatoria la contabilidad a la red social de dueños según las reglas mercantiles del Código de Comercio y del Plan General Contable o si está regulada de alguna otra forma.

La contestación nos la va a dar la solicitud 1 del BOICAC 94/junio 2013. El objeto de las comunidades de dueños o vecinos va a ser la administración y la administración de los elementos recurrentes que forman la edificación y por consiguiente no va a ser conseguir una ganancia. Atendiendo a esta finalidad y su falta de personalidad jurídica no están sometidas a la legislación mercantil y por consiguiente no debe cumplir las obligaciones contables que establece el Código de comercio.

La partida por morosidad no podía excluirse del presupuesto

En el mes de abril de 2021, la AP de Barcelona estimó medianamente el recurso de apelación elaborado por la red social de dueños y declaró que no se ha acreditado que se hubiese producido un cambio de situaciones que motivara que el servicio de seguridad del que discrepaban a las demandantes podría haber sido preciso, como “un peligro efectivo y cierto para la seguridad del edificio” y “que las medidas que ya están diferentes de las del servicio de supervisión se convirtieron en deficientes”, debía considerarse tal partida como un gasto no preciso ni exigible según la ley y, por consiguiente, sometido al art. 553-30.2 del Código civil de Cataluña.

Así, en síntesis, el Tribunal estimó que la partida excepcional por morosidad no podía excluirse del presupuesto de forma anual a efectos del balance sosprechado en tal precepto, por tratarse de “un gasto común que aceptan todos y cada uno de los dueños ( …) para impedir una situación de impago”. No obstante, sí se podían excluir las otras 2 partidas, o sea, las referidas al aire acondicionado ahora la seguridad/supervisión.

Deja un comentario