como pasar a contabilidad un anticipo de cliente con iva

Una mala práctica que efectúan ciertas compañías radica en no registrar adecuadamente el dinero que recibe como anticipo de una futura venta a sus clientes del servicio o de un servicio que van a prestar al futuro. Si quien nos va a hacer la futura compra es alguna compañía de seguridad, con mayor fundamento el anticipo no se registra (o no se hace apropiadamente) y se deja todo para el instante de la factura final. Este modo de accionar no es adecuada y se agudiza aún mucho más, si la operación de venta o servicio se efectuará en un largo plazo.

Por tal razón deseamos comentar el día de hoy la relevancia de la documentación adecuada de los adelantos y su registro contable en tanto que, como observaremos, sus implicaciones van alén de la contabilidad accediendo en el campo fiscal.

Anticipo a distribuidores PUC.

El anticipo que se efectúa a distribuidores se contabiliza en la cuenta 133005 del PUC, puesto que se ajusta a un activo representado en el derecho conseguido en oposición al distribuidor por el pago o adelanto que se le hizo.

Conclusiones

La legislación fiscal puede marcar lineamientos diferentes a los de las NIF, como es el ejemplo de los adelantos de clientes del servicio, con lo que para efectos contables debemos investigar la “ substancia” de la operación para el registro. Esto no quiere decir que no se tengan en cuenta los efectos fiscales, pero estos no van a marcar la pauta para la generación de balances económicos.

Registro contable del anticipo.

Imaginemos que se recibe un anticipo de $diez.000.

calculadora

000 por un pedido valorado en $50.000.000. La contabilización inicial va a ser la próxima:

Hasta tanto el producto o mercancía es decir entregado al cliente, el anticipo continúa en el pasivo, y una vez se distribución la mercancía se reconoce el ingreso como tal, y el registro contable va a ser lo siguiente:

Devengo del impuesto

Como hemos señalado, siempre y cuando recibamos un anticipo vamos a deber producir una factura. Esta debe contener el desglose preciso del IVA, para ingresarlo en la próxima declaración, en el momento en que percibamos el anticipo. En la situacion de los autónomos, estas afirmaciones son cada tres meses y se usa el modelo 303. Con la segunda factura, naturalmente, liquidaremos solo lo que quede pendiente.

La declaración de forma anual, efectuada a través del modelo 347, nucléa todas y cada una de las facturas emitidas a lo largo del año, desglosada por trimestres. En un caso así, puede darse la coyuntura de que existan disconformidades en relación a la fecha de las facturas. Posiblemente el cliente haya proclamado tanto el anticipo como la factura final en diferentes trimestres y Hacienda puede utilizar sanciones por entrar el IVA fuera de período.

Deja un comentario