como quitar un asiento de la cuenta de contabilidad

5/5 – (2 votos)

Pasito a pasito para efectuar el cierre contable

Para realizar el cierre contable es requisito que revises y compruebes que la contabilidad de tu compañía y los documentos estén cada día y que correspondan a lo estipulado en los Libros de exactamente la misma.

De igual forma, resulta primordial que verifiques los cambios que se necesitan para efectuar el Taburete de cierre; una vez patentizas de que todo marcha apropiadamente y que los documentos están en orden, ahora vas a estar listo para cerrar tu año contable siguiendo los pasos descritos ahora:

Remanente.

Finalmente, la cuenta de remanente va a recoger el importe del beneficio que no se coloque a ninguna otra finalidad, tal y como si se tratase de una reserva facultativa de libre predisposición, a menos que si en la liquidación del año siguiente al que se dotó el Remanente aún dispusiese de saldo, este va a deber saldarse en la novedosa distribución de provecho.

De qué forma sacar dinero de la sociedad.

Regularización contable de saldos de distribuidores “olvidados”

Si un distribuidor o cliente que ha olvidado el reclamo de su deuda, vamos a deber accionar de la próxima forma:

a ) Ver de qué año es la deuda. De este modo si la deuda según con el apartado previo no está precripta, no haríamos nada. Realizar algo, como su cancelación, supone que no hacemos las cosas bien, pues la deuda prosigue estando desde un criterio civil, te la tienen la posibilidad de reclamar cualquier ocasión, y pues además de esto generaremos un ingreso fiscal tributable en Hacienda. Claro, posiblemente ciertos contables estén suponiendo que le semeja bien, ya que al tener pérdidas de otros ejercicios o del mismo ejercicio, sencillamente las compensan y no deben abonar nada. No obstante, esta actuación todavía es errónea, ya que se hace una contabilización en un ejercicio que no corresponde, no obstante, según el art. 11 de la Ley del IS, tienen la posibilidad de contabilizarse capital en ejercicio previo al del devengo, como podría ser supuesto, pero o sea siempre y cuando no dé rincón a una tributación inferior. Por consiguiente, más tarde una Inspección, podría revisar cuál podría haber sido la tributación adecuada en el ejercicio de prescripción civil, y valorar si hubo una tributación inferior. De ahí que, la manera adecuada de seguir sería la contabilización a lo largo del año de prescripción civil. No obstante, ya que esto piensa una tributación del ingreso, a través de un ajuste extracontable positivo, el departamento contable puede valorar, si resulta conveniente aguardar la prescripción fiscal, que transcurrirá 4 años tras el año de la prescripción civil. De este modo si debía contabilizarse el ejercicio 2021, se podría contabilizar la cancelación de la deuda en el mes de agosto de 2026, instante en que este ejercicio 2021 estaría prescrito a efectos del impuesto de sociedades concluirá su prescripción el 25 Julio de 2026. Tengamos en cuenta que los 4 años de prescripción del impuesto de sociedades se piensan siempre y en todo momento desde la finalización del periodo voluntario de declaración del impuesto. El taburete contable sería el próximo: Si la deuda se generó en un ejercicio previo al de la contabilización, según con la normativa contable, la cancelación se va a hacer contra la cuenta de reservas ———————— ———— ——————— xxx ———————————————————

VENTAS DE ARTÍCULOS NO REUTILIZABLES

Por hacer esta alternativa, construiremos el impuesto del lástico no reutilizable como un producto inmaterial para introducirlo en el albarán/factura en el momento en que deba figurar un producto de plástico no reutilizable.

  • Descripción: Lo vamos a llamar como IMPUESTO PLASTICO NO RETILIZABLE.
  • Género de producto: Inmaterial.

Deja un comentario