como saber si es activo o pasivo contabilidad empresa

El Cómputo es el estado financiero de una compañía más especial. Se expone la situación familiar de la sociedad en un instante preciso del tiempo.

En expresiones mucho más básicas o próximas, podríamos decir que el Cómputo es una foto o radiografía de la compañía.

Clasificación y ejemplos de las cuentas de activo

Como ahora entendemos, las cuentas de activo reflejan los recursos y derechos de que dispone la compañía. Esto es, son los elementos de los que dispone la compañía en el momento de hacer su actividad.

Ya que bien, las cuentas de activo se dividen en 2 tipos:

¿De qué forma se registran los activos y pasivos de la compañía?

Como ahora comentamos previamente, la contabilidad tiene unas reglas estándares de registro de la información. Cada movimiento en contabilidad queda registrado por un taburete contable. Por poner un ejemplo, cada activo se recopila en un mayor, ese mayor tiene una numeración concreta y tiene dentro un deber y un haber. Imaginemos un activo al cobrar importes a nuestros clientes del servicio que va a aumentar nuestro activo y se va a recoger en el libro mayor pertinente del banco. Al abonar a los distribuidores va a ocurrir lo opuesto, se reducirá en nuestro libro mayor como sucede en nuestra cuenta corriente. El activo total ha de ser igual al pasivo total y los dos forman el cómputo de situación de una compañía. El cómputo de situación exhibe los recursos, derechos, obligaciones y el patrimonio neto de una compañía. Si nos encontramos apasionados ​​en preguntar esta información tenemos la posibilidad de leer las cuentas cada un año de cualquier compañía cotizada del Ibex 35, puesto que tienen la obligación de ser auditadas y enseñar las cuentas un año tras otro.

Activo

De esta manera, un activo puede considerarse una inversión que contribuirá para acrecentar tu poder de compra. Los más destacados activos son esos que desarrollan la mayor proporción de dinero con el menor empeño.

Hay activos que rinden ganancias solo una vez (por norma general instantaneamente de venta tras la valorización) y otros desarrollan ganancias periódicas (como el alquiler de un inmueble). Entre los ejemplos de inversiones que son activos, cabe refererir:

Pasivos

Los pasivos son las deudas de la compañía. Ejemplos de pasivos son los préstamos bancarios, los saldos atentos de pago a distribuidores y las deudas en término de impuestos y Seguridad Popular.

Los pasivos indican de dónde obtuvo la compañía la financiación y se dividen en:

Deja un comentario