contabilidad compra coche a credito con parte del iva deducible

En el momento en que nuestra compañía consigue un vehículo que queda aprecio a la actividad, entendemos que el IVA permitido en esta operación, solo va a tener carácter deducible al 50%, a menos que tengamos la posibilidad acreditar por cualquier medio de prueba aceptado a derecho que no va a ser usado de manera especial, o que el nivel de afectación a la actividad es diferente del 50% que alardea la Administración, una labor poco simple.

Automóviles utilizados.

En la situacion de las segundas y ulteriores transmisiones de automóviles hay que distinguir según sea la condición del vendedor.

Si la transmisión del vehículo utilizado la realiza un especial, de forma indistinta de quien lo adquiera, la operación no va a estar sosten al IVA y por consiguiente va a estar sosten al ITPyAJD por el término de transmisiones patrimoniales onerosas. En un caso así el tipo impositivo aplicable va a ser el 4% del precio acordado a menos que la red social autónoma donde se realice la operación haya aprobado un tipo distinto. En todo caso, los hombres de negocios revendedores van a estar exentos del pago siempre y cuando el vehículo se adquiera para su posterior venta y no para su empleo por el empresario.

¿Qué reglas rigen la deducción?

Para lograr inferir las cuotas soportadas, sabiendo lo previamente dicho, tienen que cumplirse unas reglas.

empresa

Estas vienen reguladas en el apartado Tres del producto 95 de la Ley del IVA.

Una de ellas afirma: “

CÓMO CONTABILIZAMOS LA COMPRA DEL VEHÍCULO

Desde un criterio contable, para el registro de operación donde el IVA permitido no resulta deberemos estar a lo recogido en la del PGC, o sea, el IVA permitido no deducible formará una parte del precio de adquisición de los activos corrientes y no corrientes, tal como de los servicios, que sean objeto de las operaciones gravadas por el impuesto. »; de la misma forma sucede con la producción propia con destino al inmovilizado de la compañía, donde el IVA no deducible se adicionará al coste de los activos no corrientes propios.

También, la del PGC nos comunica: «Los impuestos indirectos que gravan los elementos del inmovilizado material solo se incluirán en el valor de adquisición o coste de producción en el momento en que no sean recuperables de manera directa de la Hacienda Pública».

En lo que se refiere a los activos NO corrientes

Hablamos a los elementos de inmovilizado y observamos como la regla 2 de Registro y Opinión, en el apartado 1. Referido a la opinión inicial afirma:

“Los impuestos indirectos que gravan los elementos del inmovilizado material solo se incluirán en el valor de adquisición o coste de producción en el momento en que no sean recuperables de forma directa de la Hacienda Pública”.

Deja un comentario