contabilidad concesion prestamos a empresas del grupo y asociadas

La definición y también implicaciones de un préstamo participativo, como vimos en el punto previo, están regulados de manera directa desde el Real decreto ley 7/1996, de 7 de junio, sobre medidas urgentes de carácter fiscal y de promuevo y liberalización del actividad económica, en el producto 20.

Si piensas en contabilizar el préstamo participativo en las cuentas de tu compañía, es esencial que sepas la legislación bajo la que se protegen este género de créditos. No obstante, ¿de qué forma se hace? ¿Cuáles son sus implicaciones? Prosigue leyendo y revela.

¿Qué se preguntaba en esta solicitud?

Todos recordamos que a lo largo de el año pasado 2020, a fin de mitigar los efectos económicos de la crisis sanitaria causada por la pandemia de COVID-19, el gobierno aprobó una Línea de Acredites del Estado de hasta el 80% gestionada por el ICO a través de las entidades financieras para hacer más simple el ingreso a la financiación de compañías y autónomos. Como condición para el otorgamiento de estas, las entidades financieras debían mover a sus clientes del servicio el beneficio derivado del aval público con apariencia de intereses inferiores o de mayor período o de mayor financiación o de periodo de carencia del primordial, por poner un ejemplo.

Ya que bien, en esta solicitud se pregunta sobre de qué manera debe contabilizarse la asistencia final de la concesión de la garantía, en tanto que semeja que la sociedad ha pedido un préstamo ICO por Covid-19, que fué recibido y contabilizado, y este préstamo transporta asociado un aval concedido por el ICO, por importe que equivale al 80% de la operación de financiación. Se cuestiona de qué manera debe contabilizarse el importe de la asistencia final de la concesión de la garantía pues la sociedad no ha recibido ningún ingreso.

Por Luis Fernández del Pozo

La última Resolución de 5 de marzo de 2019, del Centro de Contabilidad y Auditoría de Cuentas, por la que se desarrollan los criterios de presentación de los mecanismos financieros y otras caracteristicas contables relacionados con la regulación mercantil de las sociedades de capital tiene dentro un producto -el 33 en el capítulo séptimo sobre el incremento y la reducción de capital- que se ocupa de regular el régimen contable de lo que llama “incremento por compensación de deudas”. No va a ser fundamento de discusión en este trabajo el examen de la suficiencia o de la (presunta) insuficiencia de rango normativo de esta predisposición. A dicho efecto, resulta conveniente quizá rememorar que la predisposición final tercera del Real Decreto 1514/2007, de 16 de noviembre, habilitaba al Centro de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) para aprobar, a través de resolución, reglas de obligado cumplimiento que desarrollen mencionado Plan y las reglas complementarias, particularmente con relación a las reglas de registro y opinión, y las reglas de elaboración de las cuentas cada un año. En todo caso, avanzo mi opinión de que la contestación a la discutida cuestión que es fundamento de este trabajo (a comprender: el reconocimiento a valor razonable de los créditos anulados a la cuantía imputable a capital y reservas en estos incrementos de capital) halla fundamento en exactamente los mismos criterios de opinión de pasivos financieros según el RD aprobatorio del Plan y las reglas de todo el mundo de contabilidad en la cuestión relativa a mecanismos financieros. El precepto afirma de este modo:

Producto 33. Incremento por compensación de deudas.

Deja un comentario