contabilidad cuando sube y baja el debe y haber

Hola a todos:

Nada menos que seis años se cumplirán próximamente, desde el instante en que el ICAC emitió la resolución de deterioro de activos con la estable intención de aclarar y realizar la meta de imagen leal del patrimonio, la situación financiera y los desenlaces de la compañía en un instante del período económico, consiguiendo entonces una importancia particular puesto que nos hallábamos en un contexto de crisis económica profundo del que todavía no terminamos de salir terminantemente .

Operaciones en Moneda Extranjera

Para ser mucho más usual, nos fundamentamos en las partidas monetarias, esto es, caja, clientes del servicio, distribuidores en moneda extranjera.

  1. Valor inicial

    ¿Qué se anota en el diez y el haber?

    En el Deber se registran todas y cada una aquellas operaciones que comprometen un ingreso o un incremento. Todos y cada uno de los capital y débitos se contabilizan en el diez. Al paso que en el Haver se registran aquellas que comprometen una salida o una disminución. Se contabilizan todos y cada uno de los costos y créditos. El Deber y el Haber registran los movimientos de cada cuenta en dependencia de si son cuentas de activo o cuentas de pasivo.

    Las cuentas de activo representan los recursos y derechos propiedad de la compañía, son cuentas de naturaleza deudora, esto quiere decir que incrementan su valor a través de notas en el deber y reducen su valor a través de notas al haber.

    Patrimonio

    En términos en general, se define como «todo cuanto se tiene». Para ser mucho más precisos, debe anotarse que se corresponde con el capital, pertenencias físicas, inversiones y obligaciones en posesión. Se divide, por su parte, en los próximos tipos:

  • Activos: Son los recursos que se tienen, tanto tangibles como intangibles.
  • Pasivos: Es el «lado malo» del patrimonio, o sea, las obligaciones y deudas.
  • Patrimonio neto: Equivale al valor contable y está a través de la diferencia entre el activo y el pasivo.

Provisión de las cesantías

Complementariamente debemos dejar claro que, a lo largo de la vigencia del contrato, cada mes o cada quincena según el periodo de pago usado en la compañía, se tiene que hacer la provisión contable de las cesantías, provisión que se ajustará en el momento en que se liquiden terminantemente las cesantías, así sea el 31 de diciembre o el día en que el trabajador sea desligado de la compañía.

La provisión se efectuará toda vez que se liquide la nómina, y sea semanal, quincenal o mensualmente.

Deja un comentario