contabilidad de actividad con recargo de equivalencia y regimen general

  • Acreditar frente a los distribuidores o frente a la Aduana, estar sometido al recargo de equivalencia, a fin de que logren tener repercusión el recargo pertinente.
  • No existe obligación de mandar factura por las ventas efectuadas, salvo en las entregas de inmuebles con renuncia a la exención, en el momento en que el receptor sea un empresario o profesional o un especial que demande factura para ejercer un derecho de naturaleza tributaria, a las entregas a otro Estado integrante, a las exportaciones y en el momento en que el receptor sea la Administración Pública o persona jurídica que no actúe como empresario o profesional. Sin embargo, los hombres de negocios o expertos van a poder mandar factura simplificada y copia de exactamente la misma en el momento en que su importe no sobrepase de 3.000 euros, IVA incluido, en las ventas al por menor, aun las efectuadas por desarrolladores o elaboradores de los modelos entregados. A estos efectos, van a tener la cuenta de ventas al por menor las entregas de recursos muebles anatómicos o semovientes en los que el receptor de la operación no actúe como empresario o profesional, sino más bien como cliente final. No se considerarán ventas minoristas las que tengan por objeto recursos que, por sus especificaciones objetivas, empaquetado, presentación o estado de conservación, sean eminentemente de utilización empresarial o profesional. Los hombres de negocios o expertos que realicen entregas de recursos en que deba tener repercusión el recargo de equivalencia, en cualquier caso, expedirán facturas separadas para documentar estas entregas, consignando el tipo del recargo que se haya de aplicado y su importe. También, los mercaderes minoristas que efectúan simultáneamente ocupaciones empresariales o expertos en otros campos de la actividad empresarial o profesional tienen que tener documentadas en facturas distintas las compras de mercancías destinadas respectivamente a las ocupaciones dentro en este régimen y demás ocupaciones.
  • No existe obligación de llevar libros por este impuesto, a menos que se efectúen ocupaciones en otros regímenes distintas en un caso así, aparte del deber de cumplir respecto de ellas las obligaciones formales que en su caso están establecidas, s va a deber llevar un libro registro de facturas recibidas donde van a ser anotadas con la adecuada separación las que se relacionan con compras que corresponden a ocupaciones en recargo.
  • No es requisito enseñar afirmaciones del IVA por las ocupaciones en este régimen particular. No obstante, en el momento en que se efectúen compras intracomunitarias, operaciones en las que se genere la inversión del sujeto pasivo o si en la transmisión de inmuebles cariños a la actividad se renuncia a la exención se presentará el modelo 309 “declaración no periódica”.
  • Si se efectúan entregas de recursos a pasajeros con derecho a devolución del IVA, a fin de conseguir el reembolso de lo abonado a esos, se presentará el modelo 308 de “petición de devolución de recargo de equivalencia y otros sujetos eventuales”.

Normativa contenida en los productos 148 a 163 de la Ley 37/1992, en los productos 54 a 61 del Real decreto 1624/1992, en el producto 23. Seis del Real decreto ley 20/20 de 13 de julio, de medidas para asegurar la seguridad presupuestaria y de promuevo de la competitividad (BOE del 14) y, en los productos 3.1.b) y 16.4 del Real Decreto 1619/2012, de 30 de noviembre (BOE del 1.12. 2012).

Ahonda en contabilidad y fiscalidad con EPAE

Aguardamos que este articulo sobre el recargo de equivalencia de las farmacias le haya resultado atrayente.

Si tienes ganas de saber mucho más sobre contabilidad y fiscalidad, no tengas dudas en apuntarte a alguno de nuestros tutoriales: Curso de IRPF, Curso de Contabilidad del IVA… ¡y considerablemente más!

¿Qué es el recargo de equivalencia?

El recargo de equivalencia es un género de régimen particular de IVA que se aplica a la mayor parte de los mercaderes minoristas, personas físicas o comunidades de recursos. Siempre y cuando no hayan transformado los artículos que vienen, que sean solo mediadores. Este recargo radica en un porcentaje que se añade al precio, incluyendo el IVA, de los modelos que compra al distribuidor.

A cambio, el mercader no está obligado a llevar a cabo ningún ingreso por IVA de la actividad. La única salvedad son las compras intracomunitarias, en el momento en que sea sujeto pasivo por inversión o por las ventas de inmuebles sujetos y no exentas.

La contabilidad en el recargo de equivalencia

Las obligaciones y el sistema aplicable a nivel fiscal con en comparación con recargo de equivalencia, no fueron cambiadas recientemente y no semeja que cambie en los próximos años , salvo novedades de última hora.

El mercader minorista no muestra declaración de IVA, debe abonar al distribuidor además del IVA un recargo de equivalencia. El distribuidor que recibe el pago de nuestras facturas va a ser el que se encargue de recaudar ese IVA mucho más el recargo y abonarlo a Hacienda.

EJEMPLO

. A paga en IVA sujeto al régimen del recargo de equivalencia. Su actividad radica en un autoservicio de venta al por menor en un vecindario de Granada.

Efectúa las próximas operaciones:

Deja un comentario