contabilidad de compra de acciones con derecho a voto

Las acciones propias o en cartera son aquellas que forman parte a la compañía pues no se pusieron en circulación o por el hecho de que la compañía las ha recomprado. Son las acciones que no llegan al inversor individual o institucional, y que están a cargo de nuestra compañía.

Puntos contables

En lo que se refiere a la problemática contable de ello, el accionista deudor debe reconocerse como tal en la contabilidad de la sociedad desde el instante en que termine el período predeterminado para el desembolso del pertinente dividendo pasivo. Desde ese instante nos logramos hallar con tres opciones, según lo comentado previamente:

  • Que el desembolso del dividendo se realice fuera del período pensado;
  • Que se decida la reclamación judicial del dividendo, o
  • Que se decida la emisión y venta de repetidos de las acciones.

¿Qué compañías tienen la posibilidad de vender acciones?

Las compañías constituidas como sociedades por acciones tienen la posibilidad de vender estos activos financieros. La manera en que lo hacen es dividiendo su capital en acciones con exactamente el mismo valor las que van a ser títulos discutibles. El número de acciones de una compañía que están libres para la venta es preciso por nuestra compañía en el instante de la emisión.

Las acciones son un activo financiero que representan una sección alícuota del capital popular de una compañía. Por consiguiente, hay diversos tipos de acciones. Ahora están las más frecuentes y importantes:

¿Qué es una acción?

En el medio financiero, se conoce como acción un título emitido por una sociedad cierta, y que equivale al valor capital de una (1) de las partes iguales en las que se fragmenta el capital popular del compañía.

O sea: las acciones son documentos de inversión que le asignan a la horquilla la propiedad de una porción del capital popular, que va a ser mayor cuanto mucho más acciones tenga. A los tenedores de estos títulos se les conoce como inversionistas.

Puntos contables de las acciones sin voto

Como mencionamos, visto que el dividendo “favorecido” que se otorga a las acciones sin voto sea una obligación para la sociedad, provoca que el de el reconocimiento contable sea un pasivo. Se comprende que nos encontramos frente a un instrumento financiero compuesto (tratado en el producto 13 de la Resolución del ICAC) donde parte del mismo se piensa obligación y otra se va a reconocer en los fondos propios.

El dividendo mínimo devengado y no comprado, producirá, al cierre del ejercicio, el registro de un gasto financiero (664) y del pasivo financiero pertinente por su valor de reembolso, que se va a dar de baja con abono a un ingreso financiero caso de que más tarde no se cumplan las situaciones previstas en el artículo refundido de la Ley de Sociedades de Capital para lograr llevar a cabo el pago. Este método se va a aplicar asimismo a las acciones y participaciones con privilegio en el momento en que se acuerde que el dividendo tenga carácter acumulativo.

Deja un comentario