contabilidad el extracto y el mayor son lo mismo

A esta altura, las organizaciones diversifican sus procesos de capital capital entre distintas entidades financieras, siendo frecuente tener múltiples cuentas corrientes y líneas de crédito, que al tiempo desarrollan enorme volumen de movimientos todos los días.

Que esta información sobre los extractos bancarios se integre todos los días en la contabilidad financiera de la organización de manera confiable, temprana y automática es un desarrollo empresarial clave.

El desarrollo de conciliación

En el desarrollo de conciliación bancaria, el extracto bancario es el archivo central del trabajo. Los extractos detallan el historial, pero no siempre todo, con lo que es vital tomar en consideración transferencias que todavía no se muestran, como depósitos en tráfico, fallos bancarios o talones atentos. Más allá de que los fallos bancarios pocas veces suceden, es una oportunidad: estos fallos tienen la posibilidad de ser predeterminado o por entrar el importe incorrecto.

De la misma manera, en el libro mayor de contabilidad, donde reflejamos los capital y costos, debemos tener información actualizada sobre los depósitos, lo que deja equipararlos con los extractos y nos pone cada día entre el libro de caja y las cuentas corrientes. Esta operación es del mismo modo aventajada para equiparar el crédito y el débito en el extracto bancario.

Libro Mayor: orden en datos y movimientos

El Libro Mayor, asimismo popular como Libro de Test, se registran las variantes que se generan en las cuentas usadas en contabilidad.

Y si bien no es de obligatoriedad declarativa, en la práctica resulta indispensable llevarlo, admitiendo tener una contabilidad clara y transparente, lo que se traduce en un mayor control de las finanzas en las compañías.

Los libros contables predominan sobre los extractos bancarios.

Lo que prima es la contabilidad. El extracto bancario no es mucho más que un archivo orientador, que debe conciliarse para saber las causas de las probables diferencias.

Como es natural que lo perfecto para todos sería que los saldos del socorrer de bancos coincidiesen con el saldo de los extractos bancarios, puesto que, si pasa, nos eludimos un desarrollo que tiende a ser molesto llamado conciliación bancaria .

Virtudes que nos deja una aceptable conciliación

La conciliación bancaria no es obligatoria pero si es aconsejable para cualquier clase de sociedad, con independencia de su tamaño, puesto que piensa una secuencia de virtudes en la compañía como:

  • Nos dejará advertir fallos con mayor sencillez viable y su solución. (algo tan simple como advertir un gasto que nos han cargado y no nos corresponde)
  • Nos advertirá de operaciones que no hemos contabilizado por abandono (imaginamos que hemos perdido la factura de la luz y no la hemos contabilizado pero en este momento la observamos pagada en el extracto bancario)
  • Nos deje tener un mayor control del estado financiero de la compañía. (cualquier ocasión podemos consultar por poner un ejemplo, si nuestro saldo en la cuenta bancaria es desorbitado y debemos invertirlo en algo que nos rinda mucho más)
  • Vamos a tener un análisis de liquidez y de solvencia considerablemente más acertado y próxima a la verdad. (tenemos la posibilidad de entender si vamos a tener bastante para abonar facturas que vencen en un corto plazo)
  • La toma de resoluciones en un corto plazo va a ser mucho más vanagloria al entender la situación real de la tesorería en todo instante.

Deja un comentario