contabilidad mensual de una empresa en concurso de acreedores

Ya que la primordial es que vamos a ser responsable de manera caritativa de aquellas deudas contraídas con posterioridad a la causa de disolución. Esta compromiso solo trabaja si una vez conocemos esta situación, y en el período de 2 meses, no la solucionamos.

Las opciones para solucionar este desequilibrio familiar son las próximas:

Planteo del certamen

Supongamos una sociedad que habiendo sido declarada insolvente, está en situación concursal donde sus acreedores admiten un convenio aprobado judicialmente. Para calmar la situación, en este convenio se ofrece a los acreedores la quita de parte de la deuda y el postergamiento del resto sin intereses en unos plazos futuros.

Observamos que verdaderamente la deuda vieja va a ser reemplazada por otra donde:

Plantillas Excel para costos

  • Control de costos
  • usados
  • Liquidación de IVA
  • Control de entrada y salida de dinero
  • Costos de compañía
  • Registro de tixag_14 con tarjeta de crédito
  • Calculadora de costos vehículo
  • Capital y costos
  • Ahorro por recorte de costos
  • Ciencias Empresariales. – Economista del Instituto de Economistas de Cataluña. – Auditor de cuentas anotado en el ROAC con mucho más de 25 años de experiencia. – Vocal de la sección del REA-REGA del Instituto de Economistas de Cataluña. – Directivo de capacitación del Área de Contabilidad y Auditoría del Instituto de Economistas de Cataluña (2005-2008). – Instructor-colaborador de la Facultad de Barcelona (2000-2010) – Instructor en distintos seminarios sobre contabilidad y auditoría por la Facultad Politécnica de Cataluña, Organizaciones Empresariales y Institutos Expertos. Ha anunciado múltiples libros sobre puntos de auditoría y contables. – Coordinador del Máster de Contabilidad y Auditoría ordenado por el Instituto de Economistas de Cataluña y la Facultad Autónoma de Barcelona. – Responsable de capacitación de “ABANTE FORMACION”, centro organizador para la capacitación continuada de auditores, conocida por el ICAC.

    1.- Introducción: Situación concursal en España. Breves medites sobre sus causas 2.- Breves medites de la situación de los departamentos de contabilidad. Incidencias contables. 3.- Ley Concursal. Puntos que influyen en la contabilidad y las cuentas cada un año. 4.- Contabilidad y cuentas cada un año en las compañías en liquidación. 5.- Contabilidad y cuentas cada un año en las compañías con convenio de acreedores. Caso práctico con los efectos fiscales derivados del mismo. 6.- Informe de auditoría. Caso práctico MARTINSA-FADESA, S.A.

    La relevancia de la contabilidad en la sección de calificación

    Como hemos puesto de manifiesto en un trabajo reciente, y reiterado en nuestra iniciativa de reforma de la Ley Concursal, la sección de calificación del certamen es una institución concursal inexistente en las primordiales legislaciones de nuestro ambiente que solo se utiliza para que, en perjuicio del desarrollo y competitividad de la economía de españa, se prosiga estigmatizando la insolvencia. Por otro lado, hace que, en perjuicio de los acreedores, del propio moroso y de la economía en su grupo, se genere una dilación de la apertura del trámite concursal. Además, estimula que el moroso diseñe oportunistamente su estrategia concursal para eludir la calificación (o, cuando menos, ciertos efectos socios a la calificación, como es la compromiso concursal, que podría evadirse sencillamente aprobando “de la manera que fuera” un convenio ), independientemente de los efectos que este diseño oportunista logre producir sobre los acreedores (que quizás podrían conseguir un mayor nivel de satisfacción de sus créditos en una liquidación), sobre los trabajadores (que quizás podrían proteger su trabajo si la administración de la compañía pasara de forma rápida a manos de un tercero) o sobre el sistema (que quizás preferiría despedir del mercado a una compañía inviable).

    A nuestro enteder, el legislador español no distingue apropiadamente la sanción – indeseable – de la insolvencia con la sanción – deseable – de los hábitos incorrectos del moroso, tengan o no que ver con la insolvencia. Y buena prueba de esta confusión es que la normativa de hoy deja que se califique como “culpable” (que razonablemente se puede asociar a engañoso) un certamen en el que la insolvencia se generó de manera casual. Y, por contra, puede suceder que no se castigue (ni con el título de culpable ni con ninguna otra sanción socia a la calificación culpable como podría ser la inhabilitación, la devolución de recursos logrados inadecuadamente del patrimonio, o la compromiso de los gestores) a quien haya cometido irregularidades contables importantes u otras formas de proceder indeseables que hayan logrado que no se abriese la sección de calificación.

Deja un comentario