contabilidad que va en el debe y en el haber

Debe existir en contabilidad, son términos cuyo origen etimológico está en la Italia de la Edad Media, y se mantuvieron sin importantes cambios hasta esta época. En el deber de una cuenta se registran los capital y los débitos y reflejan un cargo en esta cuenta. Al haberse registran los costos y créditos y reflejan el abono a esta cuenta.

Los movimientos de cada cuenta se reflejan en diez y hay, en dependencia de si hablamos de activo o de pasivo:

Diez en contabilidad.

Su propósito es registrar en términos financieros todas y cada una de las transferencias que supongan que una compañía o cuenta ingrese o reciba dinero. En un taburete contable el manantial es la una parte de la izquierda. En el momento en que anotas una cantidad en el diez tiene por nombre cargar o debitar. Si el resultado está en la una parte del diez (pues el importe de este es superior): el saldo es moroso. Es requisito registrar un taburete contable en el momento en que se genere un hecho contable. En el diez tienen que crear una cuenta los incrementos de partidas de activo o de gasto y las disminuciones de partidas de pasivo, patrimonio neto o de ingreso. A la columna del debe añadirse el número de la cuenta contable, el nombre de la cuenta contable y el importe de la operación.

Su finalidad es registrar todas y cada una de las operaciones que representen la salida o entrada de dinero de una compañía o cuenta. En un taburete contable, estar en la una parte de la derecha. En el momento en que anotas una cantidad al haberse llama abonar o acreditar. Si el resultado está en la una parte del haber (por el hecho de que el importe es superior): el saldo es acreedor. Como en el Deber, es requisito registrar un taburete contable en el momento en que se genere un hecho contable. Es requisito haber registrado los incrementos de pasivo, patrimonio neto y en las cuentas de ingreso, tal como disminuciones de activo y de cuentas de gasto. Asimismo debe incluirse el número de la cuenta contable, el nombre de la cuenta contable y el importe de la operación.

Debe y haber: explicación simple  en 7 puntos fundamentales

Una explicación simple del diez y el haber es la que tienes ahora en 7 puntos fundamentales explicados con un lenguaje todo el recolector viable y lejos de los tecnicismos que hacen que la materia parezca mucho más dificultosa de lo que es.

Podríamos iniciar dando una definición de la contabilidad por partida doble pero pienso que poco aportará, la realidad…

Diferencias entre el deber y el haber en contabilidad

Las diferencias entre el deber y el haber quedan visibles:

  • Las notas del diez suponen un cargo, y las del haber son algún género de abono.
  • En el diez se anotan las operaciones que representan una entrada, y al haber las que acarrean una salida.

¿Qué se anota al deber y al haber?

En el Deber se registran todas y cada una aquellas operaciones que comprometen un ingreso o un incremento. Todos y cada uno de los capital y débitos se contabilizan en el diez. Al paso que en el Haver se registran aquellas que comprometen una salida o una disminución. Se contabilizan todos y cada uno de los costos y créditos. El Deber y el Haber registran los movimientos de cada cuenta en dependencia de si son cuentas de activo o cuentas de pasivo.

Las cuentas de activo representan los recursos y derechos propiedad de la compañía, son cuentas de naturaleza deudora, lo que quiere decir que incrementan su valor a través de notas en el deber y reducen su valor a través de notas al haber.

Deja un comentario