cuadro de cuentas del plan general de contabilidad pública

Orden EHA/1037/2010, de 13 de abril, por la que se aprueba el Plan General de Contabilidad Pública.(BOE 28 de abril de 2010)

 El Plan General de Contabilidad Pública aprobado a través de Orden del Ministerio de Economía y Hacienda, de 6 de mayo de 1994 (PGCP´94), fué el plan contable marco para todas y cada una de las gestiones públicas. Este plan contable tomó como referencia el Plan General de Contabilidad para la compañía (PGC) aprobado por Real Decreto 1643/1990, de 20 de diciembre, con las adaptaciones propias a las especificaciones jurídicas y económicas de las gestiones públicas. La Orden que aprobó el PGCP’94 estableció que debía aplicarse obligatoriamente por las gestiones públicas estatales desde el 1 de enero de 1995. A través de resoluciones de la Intervención General de la Administración del Estado se aprobaron con posterioridad adaptaciones específicas a la Administración General del Estado, a las Entidades Gestoras y Servicios Recurrentes de la Seguridad Popular, a ciertos Organismos Autónomos ahora otras entidades que tienen que utilizar el PGCP’94. Por lo relacionado a las Entidades Locales, según con el producto 203 del Artículo Refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, aprobado por el producto único del Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo, la rivalidad por aprobar el Plan General de Contabilidad, que va a ser con arreglo al Plan General de Contabilidad Pública, corresponde al Ministro de Hacienda (de hoy Ministra de Economía y Hacienda). A través de las Órdenes EHA/4041/2004, EHA/4042/2004 y EHA/4040/2004, de 23 de noviembre, se aprobaron las Normas del modelo habitual, hecho más simple y básico de contabilidad local, que tuvieron como propósito primordial amoldar los criterios contables para las entidades locales a los principios recogidos en el PGCP’94 y que reemplazaron a las Normas de Contabilidad aprobadas en 1990. Todas y cada una de las reformas de la contabilidad pública efectuadas en este país han pretendido lograr el propósito de la normalización contable . Este propósito siguió múltiples líneas: primeramente, se ha buscado la normalización de los criterios contables aplicados por las diferentes gestiones públicas sometidas al PGCP; seguidamente, se ha pretendido, dentro de lo posible, la normalización con los principios contables ajustables a las compañías y, al final, se tomaron como referente los pronunciamientos contables de todo el mundo. En el campo de las reglas de todo el mundo, entre las noticias mucho más esenciales de los últimos tiempos fué la elaboración de las Reglas De todo el mundo ajustables a la Contabilidad del Campo Público (NIC-SP), desarrolladas por la Federación En todo el mundo de Contables (IFAC) , a través del IPSASB, «Junta de Reglas Contables De todo el mundo para el Campo Público». Si bien en el campo de la contabilidad pública no hay una regla de la Unión Europea que fuerce a los estados integrantes a utilizar las NIC-SP, por la parte de la IFAC se aconseja su adopción, para hallar una información consistente y comparable entre las entidades del campo público de los diferentes países. Con la aprobación de este Plan General de Contabilidad Pública se quiere lograr múltiples objetivos: Primeramente, si bien las NIC-SP no tienen carácter obligación, como sucede en ciertos casos en el campo de las compañías con las NIC-NIIF , se ha considerado favorable amoldar el Plan General de Contabilidad Pública a estas reglas, en esos puntos que se han considerado precisos para seguir en el desarrollo de normalización contable, progresando la calidad de la información contable en el campo público español Seguidamente, la reforma mercantil en materia contable operada últimamente en este país mediante la Ley 16/2007, de 4 de julio, de reforma y adaptación mercantil en materia contable para su armonización en todo el mundo basado en la normativa de la Unión Europea, y el avance reglamentario posterior a través de el Real Decreto 1514/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el Plan General de Contabilidad y el Real Decreto 1515/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el Plan General de Contabilidad para la Pequeña y Mediana Compañía, hacen preciso cambiar el PGCP´94. Para hallar la normalización contable con el Plan de Contabilidad aplicable a las compañías, en exactamente la misma línea que la seguida con el PGCP’94, se tomó como modelo el Plan General de Contabilidad para la compañía, con sus especialidades de las entidades del campo público al que va dirigido. En tercer sitio, la experiencia en la app del PGCP´94, las demandas crecientes para progresar la información en el campo público y los principios de efectividad y eficacia en la utilización de los elementos públicos, han comportado la necesidad de integrar en las cuentas cada un año una información complementaria a la información financiera y presupuestaria que deje respaldar la adopción racional de resoluciones. En este contexto, se han incluido por vez primera en las cuentas cada un año del ámbito público información de costos por ocupaciones y unos indicadores presupuestarios, financieros y de administración, que amplían los elementos de información para la optimización de la administración pública. Por todo ello y con el propósito de seguir con el desarrollo de normalización contable señalado, la Intervención General de la Administración del Estado inició el desarrollo de modificación del PGCP’94 a través de la elaboración de un boceto de Plan General de Contabilidad Pública amoldado a las NIC-SP. A estos efectos, se creó un conjunto de trabajo que viene dentro por representantes de la Administración estatal, autonómica y local y del campo académico, con el propósito de investigar y discutir las proposiciones de modificación al contenido de tal boceto. El Plan que en este momento se aprueba reemplaza al aprobado por Orden del Ministerio de Economía y Hacienda, de 6 de mayo de 1994, y según con lo sosprechado en el producto único de esta orden, se aprueba con el carácter de plan contable marco para todas y cada una de las gestiones públicas. Este producto establece que va a ser de app obligatoria para las entidades pertenecientes del campo público administrativo estatal. En lo concerniente a las entidades que tienen dentro el Sistema de la Seguridad Popular, la app de este Plan necesita la elaboración por la Intervención General de la Seguridad Popular de una adaptación del Plan General de Contabilidad Pública para aprobarla la Intervención General de la Administración del Estado. La predisposición agregada única de la presente orden establece que la utilización en el campo del ámbito público administrativo estatal del modelo de revalorización pensado en la regla de reconocimiento y opinión 2ª del Plan General de Contabilidad Pública para la opinión posterior del inmovilizado material , inversiones inmobiliarias y también inmovilizado intangible necesita una autorización anterior de la Intervención General de la Administración del Estado. La predisposición transitoria primera tiene dentro las reglas en general para la transición en el Plan general de contabilidad pública en el primer ejercicio de su app. Por lo relacionado a la opinión de los elementos patrimoniales, con un concepto de simplificación, sigue, con carácter general, la opinión que existe a esa fecha, con las salvedades agarradas en la predisposición transitoria segunda. La contrapartida de los cambios completados va a ser la cuenta 120, «Desenlaces de ejercicios precedentes», con las excepciones previstas en la predisposición transitoria segunda. En la predisposición transitoria segunda se recogen las reglas para la opinión y registro de ciertas partidas cuyos criterios de registro y reconocimiento padecen cambios en el Plan General de Contabilidad Pública, como son las infraestructuras, inversiones militares preparadas y patrimonio histórico que ya están de antemano a su entrada en vigor, ciertos activos y pasivos financieros y las inversiones efectuadas por la entidad en el patrimonio de entidades de derecho público del conjunto, multigrupo o socias. Esta predisposición recopila asimismo el traspaso de las cuentas que afectan al patrimonio recibido y entregado en cesión y adscripción, y el patrimonio entregado al empleo general. La predisposición transitoria tercera tiene dentro la información a integrar en las cuentas cada un año del primer ejercicio en que se coloque el Plan General de Contabilidad Pública. De este modo, con la intención de hacer más simple su elaboración, se establece que no se reflejarán en el cómputo, en la cuenta del resultado económico familiar ni en el resto de estados que integren información comparativa, las cantidades del ejercicio o ejercicios precedentes , sin perjuicio de que en la memoria de las citadas cuentas se reflejen el cómputo y la cuenta del resultado económico familiar del ejercicio previo. Además, en la memoria de estas cuentas cada un año se va a crear un apartado con la denominación de «Puntos derivados de la transición a las novedosas reglas contables», en el que se incluirá una explicación de las primordiales diferencias entre los criterios contables aplicados a el ejercicio previo y los presentes, tal como la cuantificación del encontronazo que genera esta variación de criterios contables en el patrimonio neto de la entidad. La predisposición transitoria cuarta regula la vigencia de las adaptaciones del PGCP’94 ajustables a las entidades del campo público administrativo estatal en todo cuanto no se oponga a lo predeterminado en esta orden. La predisposición derogatoria única establece la derogación de todas y cada una de las reglas de igual o inferior rango en lo que contradigan o se opongan a lo preparado en esta orden, derogando de manera expresa la Orden del Ministerio de Economía y Hacienda de 6 de mayo de 1994, por la que se aprueba el Plan general de contabilidad pública. La predisposición final única establece la entrada en vigor de esta orden al día después de su publicación en el «Folleto Oficial del Estado». Sin embargo, para las entidades del ámbito público administrativo estatal, va a ser de app desde el 1 de enero de 2011, sin perjuicio de lo predeterminado en el producto único para las entidades que tienen dentro el Sistema de la Seguridad Popular. El Plan General de Contabilidad Pública, que se aprueba por esta orden, se composición en cinco partes que van antecedidas de una introducción donde se comentan las peculiaridades escenciales del Plan General de Contabilidad Pública y las primordiales diferencias con en comparación con PGCP’ 94. La sección primera, marco conceptual de la contabilidad pública, recopila los documentos que tienen dentro las cuentas cada un año, los principios contables públicos, los requisitos de la información contable, las definiciones de los elementos de las cuentas cada un año y los criterios en general de registro y opinión de exactamente los mismos , que tienen que conducir a que las cuentas cada un año hagan ver la imagen leal del patrimonio, de la situación financiera, del resultado económico familiar y de la ejecución del presupuesto de la entidad contable. Este marco conceptual armoniza los conceptos contables básicos y forma el soporte para el análisis y la interpretación de las reglas contables. La segunda parte, reglas de reconocimiento y opinión, tiene dentro el avance de los principios contables y demás disposiciones agarradas en la sección primera del marco conceptual. Se recogen los criterios de registro y opinión ajustables a diferentes elementos patrimoniales. La tercera parte, cuentas cada un año, incluye las reglas de elaboración de las citadas cuentas, en las que se recogen las reglas que afectan a su formulación, tal como las reglas aclaradoras en todos los documentos que las tienen dentro. Las cuentas cada un año de las entidades tienen que amoldarse a los modelos establecidos en esta una parte del Plan general de contabilidad pública. El cómputo, la cuenta del resultado económico familiar, el estado de cambios en el patrimonio neto, el estado flujos de efectivo, el estado de liquidación del presupuesto y la memoria son los documentos que tienen dentro estas cuentas cada un año. La cuarta parte, cuadro de cuentas, tiene dentro los conjuntos, subgrupos y cuentas, sosteniendo la clasificación decimal del PGCP’94. Las cuentas de los conjuntos 1 a 5 poseen las cuentas de cómputo, los conjuntos 6 y 7 las de administración y el resto de elementos del resultado. Se han incorporado 2 nuevos conjuntos, el 8 y el 9, para integrar los costos y los capital encausados en el patrimonio neto, respectivamente. Como novedad cabe destacar la supresión del carácter obligación de las cuentas de control presupuestario del conjunto 0 (cuentas que reflejan en relación a los créditos para costos ahora las previsiones de ingreque aparecen en el presupuesto, tal como en relación a los adelantos de tesorería, las fases que anteceden el reconocimiento de la obligación o del derecho), en tanto que estas operaciones no tienen efectos de carácter económico familiar, sin perjuicio de que se registren por partida fácil en la contabilidad de avance de ejecución del presupuesto y se se haga más fácil la pertinente información a las cuentas cada un año. La quinta parte, definiciones y relaciones contables, incluye las de los conjuntos, subgrupos y cuentas previstas en la cuarta parte. Las relaciones contables definen las causas más habituales de cargo y abono de las cuentas, sin agotar todas y cada una de las opciones que estas aceptan. La aprobación de esta orden se hace a iniciativa de la Intervención General de la Administración del Estado, según con las competencias que al Centro Directivo le entrega el producto 125.1.a) de la Ley 47/2003, de 26 de noviembre, general Presupuestaria, para fomentar el ejercicio de la potestad normativa en materia contable atribuida al ministro de Hacienda (de hoy ministra de Economía y Hacienda) por la presente Ley y ofrecer la aprobación del Plan General de Contabilidad Pública. El producto 124.a) de la Ley 47/2003, de 26 de noviembre, general presupuestaria, asigna al ministro de Hacienda (de hoy ministra de Economía y Hacienda), a iniciativa de la Intervención General de la Administración de la ‘Estado, la rivalidad para aprobar el Plan General de Contabilidad Pública, en el que se van a recoger y desarrollarán los principios contables públicos.

Propósito del Plan General Contable

El propósito del Plan General Contable es estandarizar los criterios para efectuar, apreciar y enseñar las cuentas cada un año empresariales españolas. Asimismo define los criterios de otras operaciones comerciales y financieras.

Todo con el propósito de ofrecer claridad a la salud financiera y de esta forma hallar:

Cuentas financieras

Este conjunto forma parte aquellas operaciones extrañas a las ocupaciones comerciales de la compañía y que vencen en menos de un año y no sobrepasan a los medios líquidos libres.

Se tienen dentro los costos y aprovisionamientos de mercancías y recursos comprados por la compañía para revenderlos.

Deja un comentario