cuales son las cuentas de pérdidas y ganancias en contabilidad

Como hemos citado al comienzo, la meta que persigue esta cuenta es poder calcular el beneficio o pérdida que tuvo la compañía en el transcurso de un ejercicio. Bien, ya que esto tiene por nombre resultado del ejercicio.

Como señala exactamente el mismo nombre, es un resultado que se consigue de restar los capital y costos. Como resulta lógico, en el momento en que los capital son superiores a los costos, hablamos de beneficio para la compañía. Y en el momento en que el resultado es negativo, esto es, los costos superaron los capital, charlamos de pérdidas para la compañía.

Resultado de la cuenta de pérdidas y ganancias

Como vimos, la diferencia entre costos y también capital nos va a dar el cómputo de pérdidas y ganancias, señalando si la compañía tuvo provecho o pérdidas a lo largo del ejercicio en cuestión.

Pero, debemos entender que, en la cuenta de pérdidas y ganancias, logramos hallar 2 desenlaces:

Obligatoriamente

El grupo de las cuentas cada un año, del que forma parte el cuenta de pérdidas y ganancias debe presentarse en el Registro Mercantil en un período máximo de 3 meses desde el cierre del ejercicio (de forma anual). Si resulta que su compañía tiene Junta General, va a deber aprobarlas en 6 meses desde el cierre del ejercicio.

Si andas emprendiendo seguramente analizas cada día de qué manera va tu compañía, mirando números por todas partes. Con la cuenta de pérdidas y ganancias sucede lo mismo, podrías estar mirando cada día de qué manera queda “la fotografía”. Lo frecuente es que poseas una visión clara de la cuenta de pérdidas y ganancias al cierre de cada mes.

Cuenta de desenlaces fundamentada en el BAIT

En un caso así, desde un margen de capital por ventas menos el coste de las ventas, se quitan los costos del desarrollo productivo, los operativos y las amortizaciones. Así, el BAIT se consigue con la próxima fórmula: beneficio antes de intereses y de impuestos. El resultado se refiere a las ocupaciones de explotación, ya que hasta la actualidad no se han incluido ni los costos por el género de financiación (intereses) ni los impuestos.

Hay un modelo particular de presentarse la cuenta de desenlaces, llamada EBITDA (Earnings Before Interests Tasas Depretiations and Amortizations) o sea: Provecho Antes de Intereses, Impuestos, Depreciaciones y Amortizaciones. La peculiaridad de este modelo es que comunica sobre la administración de un directivo en lo que se refiere a las cambiantes que ya están en la mano. De ahí que se excluyen los intereses y los impuestos. O sea, que el resultado que refleja el EBITDA sí que es propio de los causantes de la compañía: las ventas, los costos de estas ventas, los costos de los procesos productivos, etcétera.

Deja un comentario