la contabilidad en sentido material que lleva el empresario es

A título de proposiciones provisorias, sostienes a la dialéctica del pensamiento, basado en los desarrollos precedentes elaboramos las próximas síntesis y conclusiones:

  1. El Derecho y la Contabilidad muestran un extenso margen de confluencia doctrinaria, pedagógica y operativa y distintas vinculaciones. Entre estas se sitúan la presencia de relaciones “armónicas” y de principios recurrentes, adjuntado con la configuración de relaciones “inarmónicas”, enfrentamientos y adversidades a investigar y sobrepasar.
  2. En este sentido, el “Derecho Contable” forma un área interdisciplinaria donde confluyen las reglas jurídicas y las reglas contables, tal como las prácticas recurrentes entre abogados y contadores, cuyo estudio permite una visión diferente y enriquecida sobre las influencias y relaciones de cada especialidad.
  3. En el marco del “Derecho Contable”, se ofrece llevar a cabo un “análisis jurídico de la contabilidad” de manera de investigar la significación y importancia que los asientos y la información contable tienen en el planeta del Derecho
  4. De esta manera, en temas de obligaciones, la contabilidad: a) importa el “reconocimiento” o “la extinción” de obligaciones en las situaciones de: asientos de deudas en libros propios, incorporaciones en cuenta bancaria mercantil y en cuenta bancaria bancaria; b) es elemento del contenido de una oferta jurídica importante para evaluar el cumplimiento o nulidad de determinados contratos o negocios jurídicos unilaterales en: venta de acciones, reorganización, préstamos, emisión para oferta pública, etcétera.); c) establece el quantum de determinadas obligaciones: hecho imponible fiscal, frutos civiles, daños y lucro cesante empresarial;
  5. En lo que se refiere al ejercicio de Derechos, la contabilidad: a) es condición precisa pero no bastante para el nacimiento de determinados derechos societarios: derecho al dividendo ahora la cuota de liquidación; y b) forma una “carga legal”, “prius” o presupuesto para entrar a determinadas opciones o provecho legales: concursamiento precautorio y prueba de libros en pos del dueño entre mercaderes y en frente de terceros.
  6. Además, el Derecho se proyecta sobre la contabilidad imponiendo, primeramente, la “obligación de rendir cuentas” que, en sentido substantivo, es asimismo “información contable”.
  7. Asimismo el Derecho impone el preciso portado de registros contables y la obligación de ofrecer específica información familiar no como pura “carga” sino más bien como una obligación general para todos los que contratan por cuenta extraña, como la manera natural de rendición de cuentas.
  8. En este campo, la contabilidad “legal” impone un sistema de registros contables obligatorios, compuesto hoy día por ciertos libros sujetos a requisitos formales entre aquéllos que se cuenta su “rubricación” para brindarles “inalterabilidad” ” y “verificabilidad”.

    calculadora

    Estas demandas de rubricación asimismo llegan a los libros “socorrieres” ahora los “subdiarios”.

  9. La contabilidad informática se apoya en registros con diverso soporte, ha de ser autorizada, y pide recaudas particulares que aseguren la inalterabilidad y la verificabilidad del sistema, entre aquéllos que podemos destacar la reglamentación introducida por el arte . 287 de la RG 7/05 de la I.G.J., y la necesidad de que los aguantes se sitúen físicamente en el país y fuera de la “nube” (“cloude compution”).
  10. La contabilidad llevada de forma regular tiene aptitud probatoria en juicio en pos de quien la transporta y es requisito de admisibilidad o procedencia en ciertos procesos concursales en tanto que la presencia de una contabilidad «irregular» debe evitar la declaración de apertura del certamen precautorio. La contabilidad no llevada de forma regular tiene, no obstante, aptitud probatoria contra su titular y puede ser invocada por los terceros.
  11. De ahí que, la contabilidad forma un “elemento primordial del sistema legal de responsabilidades”, mientras que:

Deja un comentario