que es un pasivo corriente y no corriente en contabilidad

No sé si sabes que los que contamos un blog tenemos la posibilidad de comprender cuáles son los términos que se utilizan en los motores de búsqueda y con los que los clientes llegan a nuestros productos. Esta información es atrayente por el hecho de que tenemos la posibilidad de comprender el interés real de los que leen.

Ya que bien, mirando las estadísticas que google plus me provee de este producto me he dado cuenta de lo siguiente:

Ejemplos de cuentas del plan contable que forman parte al pasivo no corriente 

) ) Ahora, en forma de ejemplo, tienes ciertas cuentas del plan contable que representan partidas dentro en el pasivo corriente:
  • (170) Deudas en un largo plazo con entidades de crédito
  • (173) Distribuidores de inmovilizado en un largo plazo
  • (175) Efectos a abonar en un largo plazo 
  • (181) Adelantos recibidos por ventas o posibilidades de servicios en un largo plazo
  • (185) Depósitos recibidos en un largo plazo

Qué es un pasivo corriente.

Un pasivo corriente es una obligación o deuda que ha de ser pagada en un corto plazo, con lo que pide una disponibilidad de elementos del mismo modo en un corto plazo, para lo que la compañía debe tener la aptitud bastante para producir ese fluído de efectivo.

Los pasivos de una compañía se clasifican en esos pasivos en un largo plazo y los pasivos en un corto plazo, esto son aquellas deudas que son exigibles en un corto plazo, que son las que se conocen como pasivos corrientes.

calculadora

¿Por qué razón es tan esencial?

Pues contribuye liquidez a la compañía, puesto que nos deja emplear este capital para efectuar novedosas inversiones y medrar en un largo plazo. Una parte de este pasivo no corriente se usa para financiar activos en un corto plazo, lo que se conoce como “Fondo de maniobra”, ahora exponemos unos ejemplos de equilibrio entre activo y pasivo habitual para comprender mejor estos conceptos.

▷ Pasivo

Por contra, en el Pasivo se recogen todas y cada una de las obligaciones y deudas que tiene la posibilidad de tener la compañía, saldos de distribuidores pendiente de pago, deudas con entidades de créditos, por préstamos, leasing, deudas con la AEAT por impuestos atentos de pago, retribuciones atentos de pago a los trabajadores, seguridad popular pendiente de pago, esto es, todo cuanto la compañía debe a un tercero.

Como diferencia entre el activo y el pasivo, nos queda el patrimonio neto, que no ya no es lo que la compañía debe a sus “dueños”, esto es, a sus inversionistas. En esta partida está el capital popular (dinero o recursos aportados a la constitución de la sociedad), prima de emisión de acciones, provecho no organizados (reservas), pérdidas de ejercicios precedentes (que reduce el valor del patrimonio neto) .

Deja un comentario