que tipo de cuenta es un pagare en contabilidad

Contestación de Juan David Maya a el interrogante

¿De qué manera ha de ser tratada la firma de un pagaré en una entidad que clasifica al conjunto 2?

¿De qué forma contabilizar el descuento de un pagaré?

Es una práctica común a las compañías financiar el capital circulante (el día a día) a través de el descuento adelantado de distintas efectos a cobrar, primordialmente los pagarés.

Así se logra un anticipo de dinero líquido, que de entrada tardaríamos en cobrar. Por supuesto, predecir el fluído de dinero, 2, 3, 4 meses, o el tiempo que sea correcto, tiene un peligro. Es posible que ocurra que al vencimiento, este pagaré no sea atendido. Por compensar este peligro, el banco que nos lo adelanta nos cobra un interés. Y ese peligro queda reflejado para nuestra compañía en la central de peligros del Banco de España (CIRBE).

Contabilidad del endoso de un pagaré

El endoso no es mucho más que la utilización del pagaré pendiente de cobro como forma de pago.

Supondremos que contamos un pagaré y que lo usemos en un instante particular para abonar una deuda que disponemos con un distribuidor. Disponemos en nuestra contabilidad 2 cuentas:

¿Para qué exactamente sirve un Pagaré?

Un pagaré cumple múltiples usos, si bien sirve eminentemente como garantía de una obligación o deuda. En el archivo han de estar estipuladas las condiciones acordadas para asegurar la seguridad de las partes y garantizar su cumplimiento.

Un pagaré asimismo se utiliza para efectuar transferencias comerciales con la meta de garantizar una mercancía, y sirve como garantía de reparación de daños en una disputa judicial. Visto de esta manera, se comprende que cumple con una función de aval, en especial sobre ciertos géneros de contratos como el contrato de arrendamiento.

Pagarés según la oportunidad de endoso

  • Pagaré a la orden: se traspasa el derecho de cobro a un tercero y no se necesita del permiso del moroso.
  • Pagaré no a la orden: solo se puede efectuar el traspaso a través de la cesión de crédito. Entonces, debe firmarse un archivo frente a un notario que determine la persona cedente (quien sería el originariamente beneficiaria), el cesionario (quien va a recibir los derechos de cobro) y el firmante (el que prometió el pago) .
  • A la visión: no se señala la fecha de vencimiento, con lo que el periodo de cobro comenzará a contar desde su emisión y los 12 meses siguientes. Además de esto, quien crea el archivo puede agrandar o reducir el tiempo de manera facultativa.
  • A día fijo: tiene validez hasta un día concreto.
  • A un período contado desde la fecha: el tiempo para el vencimiento avanza desde la fecha de emisión, lo que apunta ‘a 30 días desde la fecha’ al pagaré.
  • A un período contado desde la visión: el archivo se muestra al moroso a fin de que sea recibido y empieza a transcurrir desde su aprobación. En el caso de que no permanezca esta confirmación, el tiempo va a correr desde la fecha de protesto, lo que es un mecanismo que deja perseverancia, frente a un notario, la carencia de pago del pagaré.

Deja un comentario